Riesgos de una inversión

Apunte

  1. Cuando inviertes apuestas por tu futuro, ya que renuncias a gastar tu capital actual para hacerlo crecer con el tiempo. Pero mientras esperas, muchas cosas pueden suceder.
  2. Todas las inversiones tienen algún nivel de riesgo, siempre existe la probabilidad de no obtener la ganancia que esperas, incluso de perder parte o todo lo que has invertido.
  3. Existen inversiones con un menor nivel de riesgos, en las que se establece de antemano la tasa de interés que se te pagará y el plazo que debes esperar para obtener esos rendimientos.
  4. Otras inversiones son más inciertas, es por esto que debes estar atento a los movimientos del mercado para saber el momento oportuno de vender tus valores y obtener mayores ganancias.
  5. Por lo general, cuando arriesgas mucho en una inversión, también es posible obtener grandes rendimientos. Las inversiones menos riesgosas suelen tener rendimientos más bajos.
  6. Tu perfil como inversionista te indicará si estás dispuesto a asumir riesgos más grandes, o si eres más conservador y prefieres sacrificar tus rendimientos por un nivel menor de riesgo.
  7. Entrar en el mundo de las inversiones es como participar en un gran juego, donde tomas decisiones y asumes riesgos, pero aprendes que si no arriesgas… ¡no ganas!
Ahorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversión
Ahorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversiónAhorro e inversión

¿Te pareció útil?
¡Compártelo!

Salud financiera, para toda etapa: